15.8.06

Regale Una flor En Cinco Pasos

1) Recorra las cuadras tristes de la ciudad, pensando en cualquier cosa que no tenga nada que ver con esto. Se pueden usar zapatillas.
Sugerencias para gente sin imaginación: Cuente ovejas en series de seis colores en orden. Por ejemplo: rojo, amarillo, verde, azul, blanco y violeta. O no... esperen... el blanco no. Rojo, amarillo, verde, azul, magenta opaco y violeta. O cambiando los primeros: amarillo, rojo, verde, azul, magenta opaco y violeta.
2) En cuanto un color –o, en caso de los jazmines, un perfume- lo asalte, deténgase de inmediato. Ése es el momento correcto, y dejarlo pasar acarrearía desgracias cósmicas. Ubique la flor adecuada, y tómela con cuidado. Recuerde que la está matando horriblemente sólo para que cumpla su Destino.
3) Sostenga la flor entre sus dedos pulgar e índice y manténgala erguida toda el camino hasta la casa de Daniel. Si hay viento, protéjala con la otra mano.
4) Ya en la casa, toque el timbre musical y dispóngase a entregar la flor a la primera persona a la que le sea lícito sonreír. Recuerde: no vale espiar, ni planear el destinatario. Usted está llevando a cabo una delicadísima operación de amor al prójimo.
5) En cuanto alguien abra la puerta extienda la mano (no mire las cortinas), baje los ojos tímidamente y sonría. Si es posible, sonrójese. Nada superará la ternura de su acto.

Nota: Efectuados estos cinco pasos, usted habrá regalado una flor. En caso de variaciones, consulte a nuestras líneas, pues puede que haya efectuado alguna otra acción, como comer una flor o regalar un hipopótamo.

(14/8)

6 Comments:

... said...

Este... Cuál es el teléfono para las consultas?. Creo que me comí un hipopótamo... mientras me sonrojaba...

María said...

Por ahora, la oficina está en mi casa. Así que va a ser una consulta un poco cara. Pero estamos trabajando para conseguir un 0-800, en orden de que la gente deje de hacer tales cosas como comerse... hipopótamos, o regalar tres o cuatro veces la misma flor. Ah, no... eso sólo pasaba con los comentarios del blog (je).
Ya en serio... queremos inungurar una sección especial que da consejos para situaciones específicas, como: encontrarse una persona en la calle antes de llegar a lo de Daniel, o ser sorprendido mientras se roba la flor.
No desesperes! Pronto iremos en tu ayuda.

Patricio said...

:D

María said...

Patricio... debo confesar que me irrita levemente tu costumbre de comentar con emoticons. Nada personal, es sólo que las emoticons... no dicen mucho. Y menos las sonrientes.
De hecho, pienso en general que esconden el rostro de uno, pero en tu caso es distinto.

Patricio said...

Mejor insinuar rostros que repetir ecos.

María said...

Me declaro vencida.
Gracias por venir igual (soy una pésima anfitriona)^^